Nápoles
Tours en minibús

Introduce tus fechas para encontrar actividades disponibles

Tours en minibús: nuestra selección para Nápoles

Más actividades y cosas que hacer en Nápoles

¿Quieres descubrir todas las actividades disponibles en Nápoles? Pincha aquí para ver la lista completa.

Nápoles: opiniones de otros viajeros

Valoración general

4.4 / 5

basada en 9082 opiniones

Interesante tour. Imprescindible si visitas Napoles. Primero se visita Pompeya. Luego se come en Pompeya, en un restaurante a la entrada, una pizza margarita por cabeza, más bebida. Tras la comida, se sube al Vesubio. El minibus llega hasta la entrada al volcán. Luego hay que andar alrededor de 1 km. Subida suave y llevadera que no exige calzado especial. Todo bien. La única pega es que se retrasó el guía y llegamos justo al Vesubio. No nos dejaron ir hasta el final del recorrido. Un poco más de previsión estaría bien. Pero recomiendo el tour a todo el mundo. El precio incluye las entradas y la comida y merece la pena. Otros tours no lo incluyen.

Todo lo que visitamos fue muy interesante e impresionante. Lo malo es que al ser solo tres en el grupo no tuvimos guía y las explicaciones del conductor eran escasas. Vale la pena visitar ambos sitios, son preciosos, y es muy cómodo no tener que preocuparte de los desplazamientos y horarios para que te dé tiempo a visitar todo. Te llevan a comer a un sitio muy bonito donde la pizza está muy rica y te dan un postre tradicional. Los camareros muy amables, nos invitaron a una copa de vino y no nos cobraron la bebida extra que pedimos. (Hemos valorado el guía con una sola estrella por el simple hecho de que no había)

Hicimos este recorrido con Lea y valoramos muchísimo su profesionalidad, además de su amplio conocimiento sobre arqueología, un tema que nos apasiona. Fue un placer. Recorrimos la isla en un cómodo bus que nos llevó primero a Capri y después a Anacapri. Después de un rico almuerzo nos quedó tiempo para dar un paseo en lancha, lamentablemente los marineros no tenían muchas ganas de dar toda la vuelta así que solo nos llevaron la mitad del recorrido, pero nos bastó para ver algunas grutas y los farallones.

Nos gustó mucho la experiencia. La guía Ninetta un encanto, pronunciación impecable en todos los idiomas, sabía muy bien de que hablaba y encima se preocupaba mucho por nosotros en todos los aspectos. Incluso pudimos hablar de cosas más personales, no es como una guía cualquiera, mucho más cercana. Respecto a la comida me esperaba mucho menos, comimos un plato de entrantes, pizza, pasta y un postre típico de Nápoles.

Todo perfecto. Massimo, el conductor, muy muy profesional, atento y simpático. Nancy, la guía en Pompeya, fabulosa. Éramos los 2 únicos españoles entre alemanes e ingleses y ella nos traducía al español todo. Muy bien organizado y puntuales.