Basílica de San Pedro


La majestuosa arquitectura de la basílica de San Pedro

La renombrada basílica de San Pedro tardó 120 años en completarse y en ella trabajaron algunos de los arquitectos con más talento de la época. Sin duda se trata del mayor logro arquitectónico del Renacimiento tardío. Descubre algunos de sus puntos destacados entre su maravillosa construcción.

  • Plaza de San Pedro

    1. Plaza de San Pedro

    La magnífica entrada a la basílica es una plaza superlativa, con un obelisco de 25 metros en el centro y rodeada por colosales columnatas toscanas de cuatro columnas de profundidad.

  • La fachada

    2. La fachada

    La fachada de la basílica, diseñada por el arquitecto barroco Maderno, mide 114 metros de ancho y 45 de alto, y es simplemente sobrecogedora. Para su construcción se usó exclusivamente travertino.

  • La nave

    3. La nave

    El opulento interior de San Pedro, que incluye la nave de Maderno decorada pródigamente, es tan inmeso que hace que no resulte fácil calcular las proporciones de la basílica.

  • La cúpula

    4. La cúpula

    Con sus 136 metros, la famosa cúpula de Miguel Ángel es la más alta del mundo. Sobresale altivamente entre los tejados de Roma y ofrece unas vistas sobrecogedoras de la ciudad.

  • Grutas vaticanas

    5. Grutas vaticanas

    Debajo de la basílica hay un gran entramado de túneles conocidos como las grutas vaticanas. Muchos papas están enterrados aquí, incluyendo Juan Pablo II y el primer papa de la historia, San Pedro.

Planeando tu visita

  • Respeta el código de vestimenta

    Como la basílica de San Pedro es un edificio católico, es imprescindible ir vestido de manera adecuada. A pesar de las altas temperaturas en Roma durante el verano, no se permite la entrada con camisas y camisetas sin mangas, minifaldas o pantalones cortos. Te recomendamos que sigas el código de vestimenta a rajatabla.

  • Llega temprano para evitar las colas

    Las colas para entrar a la basílica de San Pedro pueden ser muy largas. Por eso es una buena idea llegar temprano, especialmente en pleno verano, cuando las temperaturas suelen ser abrasadoras. De abril a septiembre, el horario de apertura de la basílica es de 07:00 a 19:00, de octubre a marzo de 07:00 a 18:00. Ten en cuenta que, la mayoría de los días, las colas ya dan la vuelta a la plaza a las 11 de la mañana.

  • Audiencia con el papa

    Todos los miércoles, el papa celebra una audiencia pública en la plaza de San Pedro (en la Sala de Audiencias durante el invierno). Comienza normalmente a las 10:30, pero la mayoría de los visitantes llegan antes para tener buen sitio. Los controles de seguridad abren entre las 8:00 y las 08:30.

Lo que debes saber

  • Cuándo visitar
    Todos los días de 07:00 a 18:30.
  • Precio
    El precio de las entradas puede variar en función del tamaño del grupo.
  • ¿Necesitaré un guía?
    Es recomendable.
  • Cómo llegar
    Los autobuses 64, 60 y 40 te llevarán a la Ciudad del Vaticano. También puedes tomar la línea roja de metro hasta la parada de "Cipro".
  • Consejos adicionales

    • Lleva algo para cubrirte los hombros y no te pongas minifalda ni pantalones cortos

    • Ponte protector solar y lleva una botella de agua para cuando tengas que hacer cola al aire libre

Basílica de San Pedro: opiniones de otros viajeros

Valoración general

4.4 / 5

basada en 83.683 opiniones

La subida a la cupula merece la pena, primero puedes ver los mosaicos de la cupula de cerca y despues subes hasta el anillo superior con unas vistas preciosas de Roma y de la plaza de San Pedro. Con la guia aprendimos muchas cosas sobre la basilica y su construccion. Llevaba fotografias y dibujos donde pudimos ver como era la basilica en sus inicios. Cogimos la visita prontisimo a las 8.10h y aunque tuvimos que madrugar bastante lo recomiendo ya que las escaleras para subir andando a la cupula superior son bastante estrechas y las pudimos subir tranquilos y sin agobios de gente. Ademas es toda una experiencia llegar a la plaza de San Pedro por la mañana y estar practicamente solos!!!

Fuimos a última hora de la tarde para evitar las colas. El personal en la Basílica no quería darnos el audiófono pero nuestros teléfonos estaban al límite de batería y no podíamos bajar el comentario del app, así que no tuvo más remedio que entregarnos los audiófonos (con nuestros auriculares). El comentario es muy largo y completamente sesgado hacia la fe católica, pero es el Vaticano, supongo que tienen derecho. Nos gustó poder ir libremente a nuestra propia velocidad en vez de ir con guía y grupo grande. La basílica está masificada y elegir tu ritmo es importante.

La entrada ciertamente es especial; se salta la fila. El equipo con audio y su explicación es para mi interés, desde la perspectiva de la cultura y la Fe católica, muy valiosa. Es necesario hacerla; ya que otros tours contemplan una visión muy diferente.

En una palabra “Increible”!! Mostre el voucher y me dejaron pasar sin problemas y recorrer la catedral es mágico, sobretodo subir la cima que vale la pena subirla sin ascensor (aunque que recomienda buena resistencia) Lo recomiendo!!

Muy buena organización. Menos mal que compramos las entradas, porque sino entrar es una verdadera locura. No encontramos el sitio y llamamos al telf de contacto y un chico hizo por encontrarnos. Súper contentos. Recomendamos al 100%