Jardines Borghese

Introduce tus fechas para encontrar actividades disponibles

Las maravillas que no puedes perderte en Villa Borghese

El enorme parque de Villa Borghese siempre ha sido uno de los favoritos de los habitantes de Roma desde que la familia Borghese decidiera abrir su propiedad los domingos y festivos. Es un paraíso verde en medio de la caótica ciudad, y una experiencia 100% italiana.

  • 1. Disfruta de las vistas de Roma desde el monte Pincio

    Puedes disfrutar de una romántica vista de la Ciudad Eterna desde la cumbre del monte Pincio. Se puede ver incluso la Ciudad del Vaticano y la Basílica de San Pedro.

  • 2. Alquilar una bici

    Con sus casi 60 hectáreas, Villa Borghese es un parque muy extenso. Para verlo todo, será mejor que alquiles una bicicleta. Cuestan unos 4 EUR a la hora o 10 EUR todo el día.

  • 3. Descubre sus fuentes

    Hay 12 fuentes repartidas por toda la superficie del parque. Algunas son modernas, otras son muy antiguas. Desde la época de los romanos se cree que el sonido del agua de las fuentes al caer tiene efectos relajantes.

  • 4. Visita la Galería Borghese

    La Galería Borghese cuenta con veinte salas repartidas en dos pisos. Algunas de las piezas más representativas son esculturas del siglo XVII creadas especialmente para los espacios que ocupan.

  • 5. Admira el Templo de Esculapio

    Situado a la orilla del lago, es un templo del siglo XIX dedicado a la deidad griega de la salud y la sanación. Está inspirado en un templo muy similar que hay en los jardines Stourhead de Wiltshire, Inglaterra.

Planeando tu visita

  • Reserva por adelantado

    Las entradas para el museo siempre están agotadas, así que lo mejor es que las compres al menos dos semanas antes de tu visita. Si las reservas por teléfono te ahorrarás la tasa del servicio de compra online.

  • Llega con tiempo

    Llega temprano, ya que los horarios de entrada al museo se siguen a rajatabla. Los empleados del museo te conducirán de sala a sala durante las dos horas que tienes como máximo para ver la exposición.

  • Cómo llegar

    La entrada principal al parque se encuentra en Piazzale Flaminio, cerca de la Piazza del Popolo, al norte del centro de Roma. Toma el metro hasta la estación de Spagna o Flaminio.

Lo que debes saber

  • Cuándo visitar
    Horario de apertura de la galería: 08:30 - 19:30
  • Precio
    Los tickets cuestan 11 EUR.
  • ¿Necesitaré un guía?
    No es necesario, pero se recomienda.
  • Cómo llegar
    Toma el metro hasta la parada de Spagna o Flaminio, o simplemente da un paseo desde la Escalinata de España.
  • Consejos adicionales

    • Si viajas con niños, no te olvides de enseñarles el teatro de marionetas que hay cerca de la entrada en Piazzo del Popolo.

Más actividades y cosas que hacer en Jardines Borghese

¿Quieres descubrir todas las actividades disponibles en Jardines Borghese? Pincha aquí para ver la lista completa.

Jardines Borghese: opiniones de otros viajeros

Valoración general

4.5 / 5

basada en 4791 opiniones

El museo merece muchísimo la pena, imprescindible en Roma, pero getyourguide tiene que mejorar su servicio ya que no dejan acceder con ticket electrónico y una persona te tiene que cambiar ese ticket electrónico por unas entradas físicas y había gente en la puerta pero muy mal identificada para este fin, di mil vueltas y pregunte a todo el mundo hasta dar con la persona. Deberían llevar una banderita con el nombre de getyourguide como lo hacen los de Civitatis, para que sea fácilmente identificable.

Visita muy aconsejable. yo con ver el rapto de proserpina de Bernini me ha merecido la pena. hay que esperar a una azafata en la entrada para que te de las entradas al palacio. El paseo por los jardines muy agradable.

Las esculturas de Bernini y en general las obras de la galería dejan con la boca abierta a cualquiera. Se me saltaban las lágrimas con tanta belleza.

Wow!!! La galería está súper bonita, las obras increíbles. Es una de las mejores del mundo. Vale muchísimo la pena

Todo muy claro y según lo acordado,además te avisan doce horas antes para que no te olvides o confundas de día.