Largas franjas de brillante arena dorada, cristalinas aguas azules y un cóctel tropical con sombrillita en tu mano: sabemos qué es lo esencial en una buena playa. Si lo único que quieres es relajarte, hemos encontrado las playas perfectas para desconectar de la rutina. En nuestros destinos también podrás practicar surf, esnórquel y deportes acuáticos para descansar de tanto descanso.

1- Isla de Elafonisi, Creta
Situada al oeste de Creta, Elafonisi está a tan solo 200 metros de la costa. Su playa ha sido votada en varias ocasiones como una de las mejores del mundo, y te bastará echar un vistazo a sus aguas azul turquesa y su maravillosa arena rosada para comprender por qué. Pero eso no es todo: también puedes disfrutar de un baño relajante en las aguas poco profundas entre tierra firme y la isla. Elafonisi es el destino perfecto para un día de verano, así que resulta muy popular. Evita las multitudes y planea tu visita a principios o finales de verano.

2- Seven Mile Beach, Gran Caimán, islas Caimán
Aunque la traducción de su nombre sea “de las Siete Millas”, esta playa de la costa oeste de Gran Caimán tiene una longitud de 5,5 millas. Sin embargo, este pequeño engaño no es un impedimento para los visitantes que quieren disfrutar de sus aguas transparentes y arena de coral. Además, podrás tomar algo en los animados bares y restaurantes jamaicanos mientras te bronceas bajo el sol caribeño. Ya sea bebiendo un coco bien frío o nadando entre la fauna local en una excursión de esnórquel, siempre encontrarás algo que hacer en Seven Mile Beach. Para hacer que tu estancia sea redonda, visita esta destilería cercana para probar el famoso ron de la zona.

3- Isla Harbour, Bahamas
Esta pequeña isla, ubicada al noroeste de Eleuthera, es un refugio en el que escapar del ajetreo de las playas bahameñas y se trata de un destino popular entre parejas y familias que quieren relajarse lejos de las grandes zonas turísticas. En Harbour encontrarás playas rosadas, cientos de tumbonas desde las que contemplar el mar y un sinfín de lugares en los que comer junto a la playa. Si quieres añadir algo de emoción, en la isla vecina de Nasáu tendrás la oportunidad de practicar actividades acuáticas.

4- Matira Beach, Bora Bora, Polinesia Francesa
Matira es la única playa pública de Bora Bora, por lo que es muy fácil acceder a ella para disfrutar de kilómetros de arena blanca y aguas turquesas enmarcadas por palmeras tropicales. Para cenar y tomar algo no tendrás que andar muy lejos: la playa está llena de acogedores cafés que miran al oeste para que sus clientes puedan disfrutar de las espectaculares puestas de sol. Durante la marea baja, es posible nadar hacia el arrecife de coral, un lugar perfecto para practicar esnórquel con tiburones y mantas raya.

5- Reduit Beach, Santa Lucía
Esta playa se encuentra justo al sur del Parque Nacional Isla de la Paloma, en Rodney Bay. Si eres un viajero activo, esta playa es ideal para practicar esnórquel, submarinismo y vela, o incluso para unirte a un tour en Segway por la naturaleza. Si esperas algo más relajante, no te preocupes, existen docenas de spas en los que mimarte frente al mar. Y si lo que quieres es vivir una vida de lujo, Reduit Beach se encuentra junto al puerto de yates, así que es fácil subirse a un barco para visitar las islas vecinas. ¡Eleven anclas!

6- El Nido, Palawan, Filipinas
Con unas 50 playas de arena fina, El Nido ofrece un sinfín de actividades para pasar el día al sol. Sea cual sea la playa que elijas, verás impresionantes formaciones de rocas kársticas, deslumbrante arena blanca y aguas azul turquesa. En cuanto a las puestas de sol… Es mejor que las veas en persona, porque nos costaría hacer justicia a su belleza. Encuentra tu rincón secreto en El Nido (es fácil, todavía no hay muchos turistas que lo conozcan), túmbate al sol y disfruta.

7- Playa de Navagio, isla de Zante, Grecia
La playa de Navagio se conoce también como la “cala del naufragio” o la “cueva de los contrabandistas”. Se sitúa en Zante, una de las islas Jónicas griegas. Este rincón es particularmente difícil de acceder; si no tienes tu propio barco, tendrás que subir a bordo de uno de los múltiples botes que zarpan cada poco tiempo con dirección a la playa. Disfruta de la experiencia completa con una excursión de un día en la que visitarás la playa de Navagio en lancha, así como las Cuevas Azules de la playa de Xingia.

8- Hyams Beach, Australia
Hyams Beach es la playa con la arena más blanca del mundo (no es una exageración nuestra, tiene un récord Guinness para probarlo), aunque este es solo uno de los motivos para visitarla. Situada en la costa sur de Jervis Bay, puedes reservar un tour desde Sídney para disfrutar de todas las playas en esta zona. La bahía está circundada por el Parque Nacional de Booderee y es también un lugar popular para el avistamiento de ballenas.

9- Île aux Cerfs, Mauricio
Mauricio es el lugar perfecto para unas vacaciones costeras de lujo: un paraíso tropical con bellísimas playas y lujosos hoteles de primera categoría. Île aux Cerfs es una isla privada cerca de la costa este de Mauricio y tiene la laguna costera más grande del país. La mayoría de los viajeros reservan una excursión de un día completo para disfrutar del sol, practicar esnórquel y comer un buen almuerzo en alguno de los restaurantes en la playa. Puedes llegar a la isla en lancha o darte un capricho y alquilar un catamarán privado.

10- Horseshoe Bay, Bermudas
Horshoe Bay es tal vez la playa más conocida de las islas Bermudas gracias a su arena rosa, sus aguas azules y sus puntiagudas formaciones rocosas. Es un rincón muy popular (especialmente cuando llegan los grandes cruceros turísticos), pero si buscas un lugar más tranquilo, solo tendrás que caminar por la playa en dirección este. Horseshoe Bay tiene todo lo necesario para disfrutar de un día de diversión, incluyendo tumbonas y sombrillas de alquiler, socorristas, un chiringuito y baños públicos. Las familias pueden asentarse en Horseshoe Bay Cove, una piscina natural de aguas poco profundas perfecta para darse un chapuzón.

Comments

comments