Los Alpes suizos ofrecen tantas experiencias adrenalínicas que es fácil perderse entre todas las posibilidades. Pero para eso estamos nosotros aquí. Desde practicar parapente o paracaidismo hasta hacer barranquismo o deslizarte en tirolina, en este artículo te descubrimos seis aventuras inolvidables que puedes disfrutar en el corazón de Europa.

1- Salta desde la ladera de una montaña

Practicar parapente es lo más cerca que puedes estar de tener alas, y no hay mejor sitio para emprender este vuelo que Interlaken. Flanqueado por el lago de Brienz, el lago de Thun y los Alpes berneses, Interlaken se ha convertido en un paraíso para los aventureros. Y no nos extraña, sobre todo sabiendo que puedes tirarte por el borde desde una montaña para planear y dar vueltas en el aire con un parapente (y un instructor experimentado, claro) atado a tu espalda.

2- Deslízate por la montaña rusa a más altitud del mundo

Pon rumbo a Glacier 3000 para montarte en la montaña rusa alpina a más altitud (y más divertida) del mundo. Te deslizarás por círculos de 520°, empinadas curvas e incluso saltos, y llegarás a una velocidad de hasta 40 km/h. Si crees que esto no es suficiente para saciar tus ansias de aventura, aquí también encontrarás un puente suspendido de 107 metros de largo que conecta las cimas de dos montañas. Los que se atrevan a cruzarlo serán recompensados con unas vistas increíbles del monte Cervino, el Mont Blanc y el Eiger.

3- Salta de un helicóptero

Imagina estar a 4.500 metros de altura cuando la puerta de tu helicóptero se abre y en cuestión de segundos estás volando en caída libre sobre los Alpes suizos. No hay ninguna otra experiencia con la puedas descargar más adrenalina que con un salto en paracaídas y con esta experiencia de paracaidismo de 2 horas lo harás con las mejores vistas posibles. Saltarás con un instructor experimentado que te dejará abrir el paracaídas y te guiará sano y salvo hasta tierra firme.

4- Camina por el cielo

La plataforma del monte Frist hará que hasta a los más valientes les tiemblen un poquito las piernas. Esta pasarela abraza las laderas de la montaña justo antes de llegar a un mirador que se extiende 45 metros hacia el cielo. Camina hasta el final y tu valentía se verá recompensada con un suelo de cristal a través del cual podrás ver los cientos de metros que te separan del valle bajo tus pies. Si de verdad estás buscando un subidón de adrenalina, esta es la opción perfecta. Después de este impresionante paseo, ponte el cinturón y deslízate por una tirolina a 80 km/h. Termina tu aventura alpina con un paseo en patinete Trotbike montaña abajo.

5- Cae 90 metros a 120 km/h

Es posible que esta sea la actividad que hace gritar a más gente en Europa. Consiste en suspenderse a una altura de 90 metros sobre un cañón antes de caer hacia el abismo. Llegarás hasta los 120 km/h mientras te precipitas hacia el suelo para al final quedar colgado entre las paredes del desfiladero. Una recomendación: los miedosos que se abstengan.

6- Desciende por una catarata

El desfiladero de Saxeten es el sitio perfecto para disfrutar del barranquismo. Pasa el día en este pintoresco lugar y deslízate por cataratas, desciende acantilados en rápel y sumérgete en piscinas naturales mientras exploras gargantas escondidas e impresionantes cañones. Podrás vivir la naturaleza de cerca con guías experimentados que conocen a la perfección tods las técnicas del barranquismo.

Comments

comments