Si viajas muy a menudo seguramente llevarás poco equipaje, así que es muy probable que saques las instantáneas de tu viaje con el teléfono y no con una cámara profesional. ¡Pero eso no significa que tus fotos vayan a ser malas! Aunque usar la cámara de un teléfono es bastante simple (al fin y al cabo, solo hay que centrar la imagen y tocar la pantalla para disparar), existen muchas maneras de hacer que tus fotos se vean mucho más espectaculares. ¿Quieres conocer nuestros secretos? Entonces, sigue leyendo.

1- Encuentra la luz adecuada
Si sabes cuál es tu perfil más fotogénico, seguro que conoces la importancia que juega la luz al tomar una foto. De hecho, es uno de los factores más importantes (si no el que más) para sacar la instantánea perfecta. Los profesionales de Instagram saben encontrar la luz adecuada para sacar esas fotografías dignas de postal, y tú también puedes hacerlo. La mejor luz siempre se da durante las primeras horas de la mañana y las últimas de la tarde. En interiores, haz que la luz enfoque a lo que quieres fotografiar, también si solo utilizas la luz de la ventana. Te prometemos que si sigues este consejo, conseguirás la iluminación perfecta y no tendrás que editar la foto más tarde.

2- No pierdas el enfoque
Tu smartphone tiene las herramientas adecuadas para que enfoques a la perfección: aprovéchalas. Si quieres enfocar un elemento en particular (la hamburguesa que te vas a comer dentro de un segundo, por ejemplo), lo único que tienes que hacer es tocar en la pantalla el área en cuestión. Si el foco principal de tu foto es una persona, puedes confiar en la herramienta de reconocimiento facial de tu móvil. ¡Hará maravillas!

3- Sigue la regla de los tercios
Este truco es viejo pero infalible. Consiste en dividir la imagen en nueve bloques iguales que formen una cuadrícula con tres filas y tres columnas. Tu objetivo debería ser capturar las partes más interesantes de tu imagen en la intersección en la que se juntan las líneas imaginarias. Tanto si quieres sacar una foto de tu familia o amigos como si intentas capturar la esencia de una montaña, estamos seguros de que con este truco el resultado te encantará. Además, es muy probable que tu teléfono ofrezca la posibilidad de activar la cuadrícula en la pantalla para que seguir esta regla sea todavía más fácil.

4- Utiliza el modo ráfaga
Si no confías mucho en tus habilidades como fotógrafo, el modo ráfaga puede ser tu mejor aliado. ¿Por qué? Pues porque si tomas 18 fotos seguidas, seguro que alguna sale bien. Una vez que hayas hecho la ráfaga, busca la foto perfecta entre todas las que has sacado. Esta función es especialmente buena para sacar fotos de personas. Al fin y al cabo, no es posible que tu amigo cierre los ojos en todas las fotos (esperamos).

5- Instala una app de cámara nueva
Si quieres llevar tus fotos al siguiente nivel, piensa en instalar una aplicación para cámara de terceros. Estas aplicaciones de fotografía tienen características similares a las que encontramos en las cámaras réflex cuando las usamos en modo manual. Aunque la cámara de tu teléfono seguro que es perfecta para fotos sencillas, una aplicación especializada es una alternativa que merece mucho la pena.

6- Evita la oscuridad y desactiva el flash
Piénsalo dos veces antes de hacer una foto en un ambiente semioscuro. Los smartphones no son la mejor opción para tomar fotos con poca luz, ya que su hardware es limitado y no cuentan con una velocidad de obturación baja como las cámaras réflex digitales. En cuanto al uso del flash, te recomendamos que intentes evitarlo en la medida de lo posible. ¿Por qué? Pues porque no puedes controlar la fuerza de la luz LED de tu teléfono y, como resultado, las fotos que se toman con el flash activado tienden a verse un poco estridentes y a tener una falta de equilibrio entre la exposición del fondo y la del flash… Un resultado muy poco instagrameable.

7- Explora los modos de tu cámara
Juega todo lo que puedas con las funciones y los modos de la cámara de tu teléfono. Cuanto más explores todas las capacidades de tu cámara, mejor sabrás usarla. Todas las cámaras de los smartphones tienen un gran abanico de posibilidades: desde añadir filtros y modificar los colores hasta hacer que el fondo aparezca difuminado.

Comments

comments