Cuando los padres quieren viajar en familia, a menudo es muy difícil encontrar un destino que todos puedan disfrutar. Esta vez, olvídate de los parques acuáticos y a los sitios pensados solo para los más pequeños: te prometemos que tus niños se divertirán en estas siete ciudades europeas. En estos destinos, aprender sobre el pasado (y disfrutar del presente) es fácil y, lo más importante, ¡divertido!

1- Pasa unas vacaciones mágicas en Londres

Londres es una ciudad que ofrece algo para todo el mundo, así que es el destino ideal para las familias con niños de todas las edades. Si quieres disfrutar de una experiencia increíble (¡accio diversión!), un tour a pie de Harry Potter es una forma mágica de pasar el día. Viste a los niños con los colores de sus casas y sigue los pasos de sus magos y brujas favoritos. Si no te gusta la magia, explora el pasado en el Museo del Transporte de Londres, donde descubrirás cómo los famosos autobuses de dos plantas y el metro han ayudado a definir la identidad de la ciudad durante siglos.

2- Atibórrate de dulces en Viena

Si estás buscando una ciudad que sea elegante y divertida al mismo tiempo, Viena es el lugar perfecto. Para las familias a las que les encanten los dulces, el espectáculo del strudel del palacio de Schönbrunn es una visita obligatoria. ¿A quién no le gustaría marcharse del palacio con su propio strudel debajo del brazo? Cuando no estés disfrutando de la arquitectura de la ciudad o atiborrándote de schnitzels, lleva a los niños a disfrutar de un viaje a través del tiempo en 5D con el que conocerás la historia de Viena de cerca.

3- Explora cada rincón de Barcelona

Ya sea con un tour a pie, en helicóptero y en barco o siguiendo el rastro de las maravillas de Gaudí, una visita a Barcelona promete diversión para toda la familia. Si tenéis a algún fan del fútbol entre los más pequeños, poned rumbo al Camp Nou para ver de primera mano el lugar donde los legendarios jugadores del Barça dejaron su huella. Si no sois muy futboleros, no os preocupéis: la gastronomía de la ciudad os mantendrá ocupados durante todas las vacaciones.

4- Sumérgete en la cultura de París

París tiene mucho más que ofrecer que macarons y “La vie en rose”: es una ciudad perfecta para explorarla a pie con la familia. Sumérgete en su cultura con un tour por el Louvre adaptado a las necesidades de los más pequeños: elige solo 2 o 3 exposiciones y empieza por la Mona Lisa. Si viajas con adolescentes, una opción sería disfrutar de un día como la realeza con un tour exclusivo de Versalles. Antes de volver a casa, no te olvides de subir a la cima de la Torre Eiffel. ¡Ningún viaje a París está completo sin una visita a su torre más famosa!

5- Adéntrate en un mundo de hadas en Copenhague

Copenhague es otra ciudad perfecta para las familias. Los Jardines Tivoli muestran un mundo de hadas que atrae tanto a los más jóvenes como a los no tan jóvenes. Pasa una buena parte de tu día (o días) allí y disfruta de las montañas rusas, los pavos reales, los fuegos artificiales y mucho más. Durante el resto de tu viaje, deja que los más pequeñas se atiborren de los ricos dulces daneses mientras tú disfrutas de su famoso café.

6- Cómete cada esquina de Roma

Todos los caminos llevan a Roma, sobre todo cuando llega la hora de elegir el destino de las próximas vacaciones familiares. La capital italiana lo tiene todo: historia interesante, comida increíble y vistas magníficas. Haz una parada en el Coliseo para disfrutar de un tour entretenido y educativo. Si a los pequeños (o a ti) os entra hambre, ¿por qué no aprendéis a hacer pizza en una clase para toda la familia?

7- Descubre el pasado de Dubrovnik

Con mucha historia a sus espaldas, esta ciudad costera ofrece la combinación perfecta de diversión en familia y conocimiento. Además, ¡es preciosa! Un tour a pie por el casco antiguo te llevará al pasado de la ciudad. El tour dura un poquito más de una hora, por lo que tus pequeños no tendrán tiempo de cansarse y, además, se divertirán. Para las familias con adolescentes, un tour de Juego de Tronos es la forma perfecta para que se vayan enamorados de la ciudad.

Comments

comments