Viajar consiste en expandir tus horizontes y probar cosas nuevas. Y hacerlo es todavía mejor cuando puedes compartir experiencias increíbles con la persona a la que quieres. Si además esa persona resulta ser tu media naranja, ¡te ha tocado el gordo! Tanto si os va el arte como si preferís la aventura o la gastronomía, hay experiencias para todo tipo de parejas.

1. Contemplad maravillas naturales en Tromsø

Prepara tu chaqueta más abrigada y tus guantes más calentitos y pon rumbo al círculo polar ártico en Noruega. Mima a tu pareja en una cita única con 100 huskies y una cena bajo la aurora boreal de Tromsø. ¿Suena bien? Sabíamos que te iba a gustar.

2. Recorred Roma en un coche clásico

Incluso salir a disfrutar de una cena tranquila en Roma es suficiente para que tu cita piense que eres la persona más romántica del universo. Pero imagínate su reacción si apareces en un clásico Fiat 500 y os vais a hacer un tour nocturno por la Ciudad Eterna. ¿A qué estás esperando? Poneos al volante y visitad los lugares más famosos de la Bella Italia en una noche que nunca olvidaréis.

3. Tocad las nubes en Capadocia

¿Qué puede ser un mejor regalo que el mismísimo cielo? Subid a un globo aerostático y elevaos lentamente a través del cielo matutino de Capadocia. La luz dorada del amanecer puede hacer que se le acelere el corazón a cualquiera. Y con razón, pues esta región montañosa del centro de Turquía parece sacada de una película.

4. Relajaos en Málaga

Si para ti pasar momentos valiosos con tu pareja significa relajaros juntos, añade Málaga a tu lista de viajes soñados. Allí podréis desconectar en una de las numerosas y soleadas playas Costa del Sol, y también podréis disfrutar de un día de ensueño en un balneario hammam. Aquí tendréis a vuestra disposición una variedad de baños y tratamientos relajantes diferentes en mitad de un precioso entorno de arquitectura árabe.

5. Bebed lo mejor de Oporto

Oporto es tu sitio ideal si te gustan la buena comida, el buen vino y los paisajes aún mejores. Lleva a tu pareja a un tour de cata de vinos en el valle del Duero para hacer que tu viaje sea un poco más sofisticado. Probarás algunos de los mejores vinos que ofrece Portugal, así como algunos de los platos más exquisitos de la zona.

6. Empapaos de cultura en Viena

Para disfrutar de una mezcla de elegancia imperial, arquitectura impresionante y algunas de las mejores piezas de música clásica del mundo, sorprende a tu pareja con una escapada a Viena. Antes de ir a la ópera en una de las mejores salas de conciertos del mundo, prueba un trozo de strudel (pastel típico) y vive una experiencia completamente vienesa.

7. Tomad el sol en Santorini

¿Quién dijo que las rosas y el vino son la única manera de ser romántico? Dale la vuelta al asunto y lleva tu pareja a hacer una excursión tradicional de pesca en Santorini. Al fin y al cabo, no hay nada más estimulante que sentir el viento en el pelo, la sal en el aire y la satisfacción de una comida recién pescada. Mientras disfrutas de una cena deliciosamente fresca con vistas al atardecer, navegarás lentamente de vuelta a la isla (y ganarás puntos con tu pareja).

8. Comeos París

Con tanto que ofrecer, puede ser difícil decidir qué experiencia parisina hará que tu pareja caiga rendida a tus pies. No te preocupes, lo tenemos: primero, vestíos de punta en blanco y disfrutad de una cena gourmet de 3 platos con unas vistas espectaculares de la Torre Eiffel. Rematad la noche con un crucero por el Sena mientras disfrutáis de una copa de champán.

9. Explorad las concurridas calles de Tokio

Para algunos, el romance tiene que ver con lo desconocido y lo improvisado, lo que convierte a Tokio en un destino ideal. Esta ajetreada y única ciudad tiene algo que ofrecer para todo el mundo (sí, has leído bien, para todo el mundo). Sal por la noche para hacer un tour gastronómico y prueba sabores extraños pero increíbles. Quién sabe, podrías llegar a descubrir tu nuevo plato favorito.

10. Levad anclas en Barcelona

Si sientes que el mar te llama, decídete por la preciosa Barcelona. Regala a tu pareja un tour privado en barco y disfruta de la silueta de la ciudad mientras ves cómo el sol se funde lentamente con el horizonte. Os sentiréis como si fueseis las únicas personas en el mundo (además del patrón del barco, claro).

Comments

comments