París es para los enamorados, Venecia, para las lunas de miel. Pero ¿a dónde vas si ya has visitado todas las clásicas ciudades románticas? Siempre puedes volver, claro está. O podrías decantarte por probar algo nuevo y viajar a otros destinos que también conseguirán despertar las mariposas del estómago de los más enamorados. Sigue leyendo si quieres descubrir nuestros consejos.

1. Deja que Aviñón te robe el corazón

A romántica nadie puede ganarle a París, pero la encantadora ciudad de Aviñón, sin duda, te robará el corazón. Te sentirás como si hubieras viajado al pasado cuando explores su casco histórico rodeado por murallas milenarias. Sal de la ciudad y explora los sitios que inspiraron las icónicas obras de Van Gogh. Descubre la historia detrás de sus cuadros y ¿quién sabe? Quizá consigas inspirarte lo suficiente como para crear tu propia obra maestra.

2. Vete de cata de vinos a Siena

En Siena podrás probar el auténtico sabor de Italia lejos de las multitudes. Esta joya de la Toscana, con su arquitectura románica y gótica, es el lugar perfecto para una escapada romántica. Cuando termines de probar toda la deliciosa comida de los restaurantes cercanos a la Piazza del Campo, aléjate del centro de la ciudad y disfruta de una (o dos) copas de vino chianti en una cata en un antiguo castillo. Si esto no te parece romántico, no sabemos qué lo puede ser.

3. Descubre la increíble Seattle

La costa oeste de Estados Unidos es (posiblemente) la mejor del país, y no solo porque allí podemos encontrar destinos clásicos como Los Ángeles o San Francisco. Si quieres vivir una experiencia romántica, cambia las playas y los batidos de frutas de California por las montañas y el café del estado de Washington. La atmósfera relajada de Seattle y sus impresionantes alrededores la convierten en un destino donde pasar tiempo de calidad con tu pareja. Una vez allí, no te olvides de disfrutar de una deliciosa taza de café. Después del chute de cafeína, ponle el toque romántico al viaje con un pícnic en Kerry Park, desde donde se vislumbra una panorámica increíble del monte Rainier. Si quieres verlo de cerca, únete a una caminata guiada en esta impresionante montaña, una de las maravillas naturales de Estados Unidos.

4. Explora la medieval Český Krumlov

¿Ya has estado en Praga y quieres ir a un sitio diferente? La pintoresca ciudad checa de Český Krumlov hará que tu escapada romántica sea perfecta. Situada a pocas horas de Praga, el increíble interior y los hermosos jardines del castillo del siglo XIII son algo que no te puedes perder. Después, admira la arquitectura barroca mientras disfrutas de un tradicional trdelnik, un dulce con forma cilíndrica y sabor a canela. Ningún viaje a Český Krumlov está completo sin una comida romántica en el río Moldava. Disfruta de las vistas desde el río antes de visitar algunas de las bonitas tiendas de la ciudad.

5. Relájate en la soleada Malta

¿Hay algo más romántico que una recóndita isla en el Mediterráneo? Seguramente no. Este año cambia las populares Ibiza y Santorini por Malta. Te prometemos que te enamorarás de este paraíso en el segundo que pongas un pie en él. Nuestro consejo: quédate en la costa y disfruta con tu pareja de una cena a la luz de las velas en uno de los muchos restaurantes al lado de la playa. Admirar el cielo estrellado desde la playa, ¿puede haber mejor postre en este mundo? Durante tu estancia en la isla, visita la bonita capital del país, La Valeta. Admira los sitios Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO antes de surcar el Gran Puerto en dghajsa, un barco tradicional (y muy romántico).

6. Admira los cerezos en flor de Kioto

Kioto es, sin lugar a dudas, una de las ciudades más bonitas de Japón, sobre todo durante la época de los cerezos en flor. Ni siquiera Tokio puede ganarle a Kioto en primavera. Pero la ciudad tiene mucho más que ofrecer que los espectaculares cerezos: Kioto está lleno de divertidas cafeterías y centros comerciales. Gana uno de los peluches de las máquinas para tu pareja y sacaos fotos divertidas en los múltiples fotomatones. Durante tu visita a la antigua capital de Japón, la mejor forma (y la más romántica) de ver la ciudad es usando el tradicional rickshaw, en el que te puedes sentar y relajar mientras admiras la ciudad.

7. Escapa del mundo en Provincetown

Nueva York siempre estará en los primeros puestos de ciudades más románticas del mundo, pero ¿por qué no cambias el ajetreo de la Gran Manzana por la atmósfera relajada de Provincetown? Esta romántica joya está a pocas horas de Boston, en la punta del cabo Cod. Solamente el viaje para llegar allí ya merece la pena. Puedes tomar el ferry rápido desde Boston y, con un poco de suerte, ver a los delfines, o subirte a tu coche y dejarte maravillar por el paisaje. Pasa el día paseando por la ciudad y parándote en cada tienda de arte que veas. Ponle el broche al día con un pícnic en el faro Race Point: el mejor lugar para disfrutar del atardecer.

8. Disfruta del sol en Atenas

Si piensas que la capital romántica de Europa es Roma, mucha gente estaría de acuerdo contigo, pero no tendrías razón al 100%. Atenas puede sonar un poco inusual, pero tiene la misma atmósfera romántica que su colega italiana. Repleta de historia milenaria y con las islas griegas a tiro de piedra, un viaje a Atenas solo puede ser espectacular. Si te gusta la naturaleza, sube hasta el monte Licabeto, que esconde una pequeña capilla y unas vistas panorámicas increíbles de la ciudad. Termina el día con un viaje para ver el atardecer desde el templo de Poseidón.

Comments

comments