Decidir qué museo visitar puede ser una tarea complicada (aunque también divertida). Hay miles de ellos y cada uno ofrece algo diferente a los demás. Para ahorrarte un mar de guías turísticas y de pestañas abiertas en el navegador, hemos elaborado una lista con 12 impresionantes museos que no te puedes perder. Tanto si te interesa la arquitectura, la pintura o si prefieres descubrir los antiguos mitos de un lugar, a continuación encontrarás el museo perfecto para ti.

Si te gusta escuchar leyendas…

Adéntrate en el castillo del conde Drácula en Rumanía

El castillo del conde Drácula

¡Que no se te olviden los ajos! Puede que el estilo de vida de Drácula fuera algo cuestionable, pero su gusto en materia de arquitectura y diseño, sin duda, es irreprochable. El castillo de Bran (su hermosa casa convertida en museo en Transilvania) sorprende por sus increíbles interiores y su ubicación en la cima de una colina. No puedes viajar a Rumanía sin pasar por allí.

Descubre secretos de animación en Japón

Los museos de Tokio añaden un nivel más de extravagancia a una ciudad, ya de por sí, excéntrica. Una de las experiencias más surrealistas es, sin duda, el Museo Ghibli, que muestra las obras de este famoso estudio de animación japonés. Reconocerás personajes de películas como “Totoro” o “Mei y el gatobús” con los que podrás hacerte fotos en las salas del museo.

Ahonda en las raíces de Frida Kahlo en Ciudad de México

La obra de esta artista es famosa en el mundo entero y en Ciudad de México podrás aprender infinidad de detalles sobre ella. La antigua casa de la artista (conocida como la Casa Azul) en el barrio de Coyoacán, se ha transformado en el Museo Frida Kahlo y en él podrás admirar sus objetos personales y algunas de sus obras más importantes.

Si te gusta el arte clásico…

Piérdete entre obras maestras en París

Museo del Louvre

El tamaño del Louvre es asombroso y podrás perderte fácil- y felizmente entre sus muchas pinturas, esculturas y objetos de fama mundial. Obras de la talla de la Venus de Milo o la Mona Lisa son su principal atracción, pero hay innumerables tesoros ocultos en cada rincón de este aclamado museo de París.

Disfruta de miles de cuadros (y de la gastronomía) en Madrid

Explorar el Museo del Prado es el plan perfecto para cualquier visita a Madrid (siempre que puedas alejarte de los concurridos bares de tapas de la capital). El museo está repleto de increíbles obras de artistas como Murillo, Rembrandt o Goya. Y, quién sabe, tal vez encuentres la inspiración para tu próxima creación mientras paseas por sus pasillos.

Peregrina de capilla a capilla en el Vaticano

Roma no se hizo en un día, pero puedes ver sus mejores museos en 24 horas. Comienza por cruzar la frontera hacia el Vaticano (no te preocupes, no hace falta pasaporte). Allí encontrarás algunas de las obras de arte más importantes del mundo en el Museo Vaticano, la Basílica de San Pedro y la Capilla Sixtina. Además, ¡no tendrás que hacer cola!

Si te fascina la historia…

Retrocede en el tiempo en Londres

El Museo Británico

Aunque son muchos y fascinantes los museos de Londres, el Museo Británico destaca por encima del resto. Este museo rebosa tesoros de gran relevancia histórica como la Piedra Rosetta o las esculturas del Partenón de la antigua Grecia. Su variedad de exposiciones te guiará a través de algunos de los momentos más trascendentales de la historia.

Repasa la historia de la aviación en Washington

La fascinación por volar ha cautivado al ser humano especialmente a lo largo de los últimos 100 años. No hay mejor lugar que el Smithsonian Air & Space Museum de Washington D. C. para todos aquellos entusiastas de la aviación. En él se detalla todo lo que siempre quisiste saber sobre pilotos como los hermanos Wright, la carrera espacial y el aterrizaje en la luna. No sería de extrañar que quisieras apuntarte al programa de astronautas de la NASA al salir de allí.

Siéntete como en Parque Jurásico en Berlín

Y es que el Museo de Historia Natural de Berlín exhibe el esqueleto de un enorme Tyrannosaurus rex llamado Tristan. Seguro que no te hacen falta más razones para visitar la bulliciosa capital alemana, pero no está de más saber que este es el mayor museo de historia natural del país y que cuenta con más de 3000 especies diferentes en sus exposiciones.

Si te interesa la arquitectura…

Admira Santa Sofía en Estambul

Antigua basílica de Santa Sofía

Una de las primeras cosas que llaman la atención en Estambul es la hermosa arquitectura de Santa Sofía. Por suerte, no tendrás que conformarte con ver la antigua basílica desde lejos ya que también puedes explorar su impresionante interior, que incluye famosos mosaicos de la época bizantina. Una vez dentro, aprenderás cómo esta iglesia se transformó en mezquita y, por último, en museo.

Admira los tesoros árabes de España

Piérdete entre los hermosos arcos y ornamentados jardines de la Alhambra, un lugar absolutamente idílico declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO a los pies de Sierra Nevada en Granada. Las estancias del pintoresco palacio y la fortaleza te dejarán con la boca abierta y, al salir, gozarás de unas maravillosas vistas de Granada.

Admira maravillas artísticas en Berlín

La Alte Nationalgalerie de Berlín o antigua galería nacional no tiene dinosaurios, pero sí te impresionará gracias a obras maestras del arte como el “Monje a la orilla del mar” de Friedrich o “La fundición” de Menzel. Además, la exquisita arquitectura de su edificio es la guinda del pastel.

Recibe correos con consejos e inspiración para tus viajes. Suscríbete a nuestro boletín.

Comments

comments