Nadie te entiende tan bien como tu mejor amigo o como esa amiga incondicional que conoces desde el colegio. Disfruta del placer de viajar con una persona tan especial. Aquí tienes algunas ideas para conseguir que vuestras vacaciones juntos fortalezcan, aún más, vuestra amistad.
El guía de este tour te mostrará todos los atractivos de Austin.

1. Planead el reencuentro perfecto

Si ya hace demasiado tiempo que no ves a ese amigo o amiga y quieres volver a conectar, proponle hacer un viaje: Budapest, la capital húngara, es la ciudad perfecta tanto para explorar cosas nuevas, como para relajarse. Disfrutad de los famosos baños termales de la ciudad de día y salid por los modernos bares en ruinas de noche. Si queréis quedaros más cerca de casa, Lisboa ofrece comida y vinos excelentes, una cultura interesante y muchas azoteas con bares donde pasar tiempo poniéndose al día de todos los cotilleos y novedades. Participad en un tour de arte callejero para ver esta histórica ciudad desde otra perspectiva. Aunque, si queréis viajar más lejos, a Estados Unidos, por ejemplo, la moderna y vanguardista Austin cumple todos los requisitos para una escapada de colegas. Charlad mientras disfrutáis de una cerveza artesana o de la deliciosa comida de los food trucks que hay por toda la ciudad. Podréis hacer todo esto y, además, ir a un concierto de música en directo con este tour local.

Súbete en un “funyak” (una canoa hinchable) en Queenstown.

2. Vivid una aventura en la naturaleza

Cuando se viaja con amigos activos, no vale sentarse a cotillear relajadamente. Lo que hará que paséis unas buenas vacaciones es salir a disfrutar del aire fresco y la naturaleza. Apuntaos a todo tipo de actividades de infarto como hacer balsismo en las aguas bravas de Jackson (Wyoming) o, si preferís explorar el terreno a pie, dirigíos más al norte, a Vancouver, y cruzad el impresionante puente colgante de Capilano que alcanzaréis tras una caminata a través del bosque. Aunque, si buscáis un subidón de adrenalina de verdad, visitad el hemisferio sur: Queenstown, en Nueva Zelanda, es el epicentro de la aventura. Podéis hacer paracaidismo, remar en canoa o deslizaros en tirolina

Recorre Berlín con una ruta de bares.

3. Bailad hasta que enciendan las luces

Si quieres hacer un viaje que reúna las mejores experiencias en una sola urbe, propón alguno de estos destinos frenéticos a tu cómplice de viajes. En Europa, una opción estrella es Berlín, ya que combina una historia fascinante con subculturas modernas y, además, tiene los mejores clubes de música techno de todo el planeta. Seguid los pasos de David Bowie o descubrid la vida nocturna de la capital. Si preferís viajar por Estados Unidos, no cabe duda de que las luces de Nueva York siguen siendo las más brillantes. Averiguad cómo se las apañaron los bares de la ciudad durante ley seca en este tour de pubs. Por último, si estáis pensando en Asia, poned rumbo a Singapur. Este destino será como estar dentro de la película Crazy Rich Asians. Y qué mejor que brindar por vuestra amistad en la noria Singapore Flyer con un cóctel en mano.

Disfruta de un recorrido costero por Portland con los comentarios de tu guía de fondo.

4. Dejad que reine la calma

A veces simplemente necesitas tomarte un respiro y qué mejor acompañante para ello que tu mejor amigo o amiga. Para cumplir esta misión con éxito, necesitáis un destino de vacaciones relajado que se adapte a vuestro plan de pasar tiempo juntos. Para disfrutar de un ambiente agradable, dirigíos a Portland en Maine. Allí disfrutaréis dando paseos junto al mar y explorando los pueblos y faros de la zona. Igual de encantadora (pero al otro lado del Atlántico) es la Provenza. Esta región al sur de Francia es el lugar ideal para disfrutar de comida y vino excelentes, además de ser un enclave lleno de numerosos pueblos con encanto.

Este tour de 3 horas y media por Copenhague te demostrará que es una ciudad muy hygge.

5. Dejad tiempo libre para poneros al día

Por fin es hora de pasar un poco de tiempo a solas. Este tipo de viajes suelen caracterizarse por días visitando monumentos tranquilamente y noches repletas de comida y momentos irrepetibles. Una buena opción, si lleváis este plan, es Copenhague, que encarna a la perfección el concepto danés de hygge: una comodidad extrema y totalmente acogedora. Aunque, todo sea dicho, también hay destinos acogedores con un clima algo más caluroso. Así que, si os apetece sol, id a Palm Springs en California. Un trayecto en teleférico hasta el parque estatal Monte San Jacinto os dará una nueva perspectiva de la ciudad.

El amor (y la amistad) entra por el estómago.

6. Deleitad vuestro paladar

Si vas en compañía de un amante del buen comer, llevas todo lo que necesitas para una aventura gastronómica de primera. Así que asegúrate de elegir un destino que os deje un buen sabor de boca. Una apuesta segura es Ciudad del Cabo, donde podréis disfrutar tanto de ginebra artesana como del mejor restaurante de Sudáfrica. Explorad viñedos o participad en una clase de cocina donde podréis degustar de los sabores típicos del país. Si decidís probar suerte hacia el este, Bangkok promete sorpresas deliciosas en este tour de comida callejera a medianoche en tuk-tuk.

Visita las ruinas de Coba y Tulum con un guía local.

7. Encontrad un plan para cada uno

Que seáis amigos del alma, no quita que tengáis gustos o preferencias diferentes. Si necesitas un destino con variedad para contentar a todos, Tulum es una opción excelente. Quien prefiera actividades culturales puede explorar las antiguas ruinas mayas y, al que le vayan las actividades deportivas, puede hacer esnórquel o remar a través de las famosas cuevas de la zona. Si México no cuadra con vuestros planes, Barcelona también ofrece buenas alternativas para todo tipo de viajeros. Escoged, por ejemplo, entre hacer un tour en lancha o explorar las obras del famoso arquitecto Antoni Gaudí.

Descubre los orígenes del jazz y de la cultura que se respira en las calles del barrio francés de Nueva Orleans.

8. Salid de fiesta como si no hubiera un mañana

Soltarse la melena es más divertido con amigos. Si sois los reyes de la fiesta, vuestro destino es Goa. El ambiente hippy de este estado indio, famoso por sus playas de arena, garantiza días de diversión y noches de desenfreno. A un continente de distancia, en Norteamérica, Nueva Orleans es el lugar donde dejarse llevar y escuchar jazz en vivo. Explorad el barrio francés cuando caiga la noche y ya os recuperaréis de la resaca con la cocina local al día siguiente. Si queréis quedaros en Europa, la blanca y luminosa isla de Miconos en Grecia es una opción divertida. En tal caso, es casi imprescindible que salgáis de excursión en barco para visitar sus famosas playas, merecen mucho la pena.

Haz un recorrido por la historia a lo largo del famoso “Freedom Trail”

9. Empapaos de cultura

Si los museos, las galerías de arte y la historia en general te parecen un buen plan para fortalecer vuestros lazos de amistad, no hay mejor lugar que París. Contemplad algunas de las obras de arte más famosas del mundo en el Louvre y maravillaos ante las esculturas de Rodin. Además, podréis pasear por los Campos Elíseos. Para hacer un viaje cultural por Norteamérica, poned rumbo a Boston. El “Freedom Trail” (ruta de la libertad) es un excepcional tour a pie o también podréis contemplar la ciudad desde una perspectiva diferente a bordo de un crucero histórico por el puerto.

Un chef local te mostrará el chocolate y café más deliciosos de Seattle.

10. Ampliad vuestro círculo de amistades

Si sois gente abierta y os gusta conocer y compartir tiempo libre con otras personas interesantes, planea vuestro viaje a un lugar donde la gente sea tan cálida y acogedora como vosotros. Podéis recorrer Ámsterdam con un lugareño y probar la comida tradicional mientras escucháis detalles acerca del pasado de la ciudad. También podéis dirigiros al centro de Europa y pasar unos días en Praga. Una vez hayáis tachado los principales lugares de interés de vuestra lista, podréis hacer un tour alternativo a pie con un lugareño. Algo más lejos, a un vuelo (y varios husos horarios) de distancia, también tenéis la famosa Seattle. Esta ciudad del estado de Washington es perfecta para los adictos al café y tenéis la oportunidad de descubrirla de la mano de un chef local

Comments

comments