¡Ah, París! La Ciudad de la Luz y la Ciudad del Amor. La capital francesa es un destino ideal para unas vacaciones románticas. Con una gran variedad de experiencias únicas entre las que elegir, desde champán en la cumbre de la Torre Eiffel hasta cenas íntimas en bistrós acogedores, la ciudad tiene algo que ofrecer para cada tipo de pareja. Aquí te presentamos diez experiencias románticas en París que te van a enamorar.
Tourists at the Louvre
Experimenta el arte de descubrir en pareja.

1. Demuestra tu amor al arte

Impresiona a tu cita evitando todas las colas del museo más icónico de París y entra directamente a sus galerías repletas de arte. Te encantará admirar de cerca los mayores éxitos de la historia del arte occidental, como la Mona Lisa o la Venus de Milo. ¡Y no te olvides de haceros un cariñoso selfie delante de la pirámide de cristal de I. M. Pei!

Woman taking a photograph in Versailles
Visita Versalles, uno de los palacios más grandes del mundo, con un tour guiado y exclusivo.

2. Descubre los secretos románticos de Versalles

¿Qué puede ser más romántico que pasear de la mano por los majestuosos jardines de Versalles? Evita las colas para ver este ostentoso palacio y, cuando termines de recorrer todas sus salas, dirígete al Pequeño Trianón. Este encantador castillo situado en los terrenos de Versalles fue un regalo de Luis XVI a su mujer, María Antonieta, y es el escenario perfecto para un beso secreto.

Boat tour on the River Seine
Admira los monumentos parisinos durante un paseo en barco.

3. Contempla las estrellas desde el río Sena

Las noches parisinas son verdaderamente espectaculares. Disfrútalas en compañía de tu media naranja mientras navegáis por el río Sena en un íntimo crucero vespertino. ¿Qué puede ser más romántico que pasar junto a monumentos iluminados, como la Torre Eiffel y el Museo de Orsay, con una copa de champán en la mano?

Couple embracing on top of the Eiffel Tower
Las vistas desde lo alto de la Torre Eiffel te dejarán sin palabras.

4. Sucumbe al romanticismo en la cumbre de la Torre Eiffel

Haz realidad tus sueños más románticos. Al fin y al cabo, estás en París. Así que sube a lo más alto de la Torre Eiffel, hasta la cumbre, y da rienda suelta a tus sentimientos. Lo mejor es que evites las colas y cojas el ascensor que sube a lo más alto. Desde allí, contemplarás la ciudad de París que se extiende a tus pies y tendrás acceso al exclusivo y tentador bar de champán.

Moulin Rouge at night
Déjate llevar a un mundo de fantasía en el Moulin Rouge.

5. Lleva el “cine y cena” al siguiente nivel

Olvídate de ver una peli en casa o de la típica cita de cine y cena: haz una reserva con verdadero encanto parisino en el emblemático Moulin Rouge o el impresionante Lido. El ostentoso cabaret del molino rojo lleva desde el siglo XIX irradiando glamour y romance de película. ¡Simplemente spectaculaire!

Opera Garnier
La Ópera Garnier es una obra maestra del Barroco y digna de un tour.

6. Siéntete como el fantasma de la ópera

Claro que podrías llevar a tu pareja a una ópera parisina normal, pero ¿por qué no vivir una experiencia más memorable si cabe? Participa en una visita guiada por una de las óperas más impresionantes de París. Guías expertos de la Ópera Garnier levantan el telón y te descubren los secretos de este edificio barroco, repleto de espléndidos detalles arquitectónicos y obras de arte.

Couple standing in front of Sacré-Cœur basilica
Recorre uno de los barrios más famosos de París de la mano de alguien muy especial.

7. Sé bohemio por un día en Montmartre

Dale un toque vanguardista a tu escapada romántica paseando por las calles adoquinadas del artístico barrio de Montmartre. Escoge un tour guiado que te garantiza acceder a algunos de los lugares más importantes de la región, como el antiguo estudio de Picasso o la antigua casa de Van Gogh. Para termina el día, siéntate a tomar algo en una de las famosas cafeterías de Montmartre.

Bike tour through Paris
Únete a un grupo reducido que recorrerá los principales monumentos de la ciudad.

8. Pedalea por lugares destacados de París

Súbete a la bicicleta y recorre algunos de los monumentos parisinos más bonitos. No hay mejor manera de contemplar París que mediante un tour en bici en compañía de un grupo reducido. Pasarás por todos los monumentos importantes, como la Torre Eiffel y la Plaza de la Concordia, y descubrirás algunos de los frondosos espacios verdes de la ciudad.

Deléitate con los mejores sabores de la ciudad.

9. Come y bebe en los locales más concurridos

Si sois una pareja joven (o, simplemente, jóvenes de espíritu) pronto descubrirás que París os ofrece mucho más que bistrós elegantes y vinotecas de categoría. Este destino destaca por su animado y moderno panorama gastronómico. La oportunidad perfecta para conocer algunos de los lugares más interesantes de la ciudad es hacer un tour gastronómico con un guía local experto. Disfruta tomando unas copas por barrios en auge, habla con tenderos locales y pasea por los famosos mercados de Aligre.

Woman piping macarons in a cooking class
Aprende a hacer macarons en una escuela culinaria francesa.

10. Saca tu lado más dulce

Los parisinos sí que saben cómo endulzarse la vida. No te empaches a dulces en cualquier pastelería local, ¡aprende a hacerlos con tus propias manos! Conviértete en un experto en la delicia más parisina de todas, el macaron, con una clase de cocina en un pequeño taller donde aprenderás todo lo que necesitas saber sobre estos deliciosos postres. Volverás a casa con trucos y consejos para revivir, al más mínimo detalle, tus vacaciones parisinas.

Comments

comments