Si tienes la historia un poco olvidada y quieres pasártelo como pocas veces antes, Berlín es la ciudad ideal para ti. Pocos lugares en Europa han sufrido más cambios en el último siglo. El resultado es una innovadora capital con una próspera escena artística y culinaria. Ya tengas todo el tiempo del mundo o tan solo 48 horas, asegúrate de que estas 10 cosas formen parte de tu itinerario.

Tourists on a guided tour of Berlin
Descubre Berlín y su excepcional historia con un tour de 2 horas a pie.

1. No te pierdas los sitios más emblemáticos

El Muro de Berlín es una de las paradas obligatorias. La mejor manera de ver este símbolo tan icónico de la ciudad es a pie, repasando décadas de historia en tan solo dos horas con un tour del Tercer Reich y la Guerra Fría. Comenzando desde la Puerta de Brandenburgo, uno de monumentos más reconocidos de Alemania, este tour recorre un largo tramo del Muro. La compleja historia de Berlín cobrará vida ante tus ojos con esta visita guiada por los principales lugares históricos de la ciudad.

Tourists in the TV Tower
Admira Berlín desde lo alto con una entrada con prioridad para la torre de televisión.

2. Desde arriba todo se ve mejor

La imponente Torre de Televisión es uno de los lugares más populares de la capital. Reserva una entrada la cima de este icono de la RDA y disfruta de una deliciosa comida en su restaurante giratorio Sphere. Disfruta de vistas panorámicas de la Potsdamer Platz y del Estadio Olímpico a 200 metros de altura sobre la concurrida Alexanderplatz. Cuando termines de comer, ¡mira a ver cuántos monumentos reconoces desde lo alto!

Interior of the Reichstag dome
Visita el distrito gubernamental y el Reichstag, el parlamento alemán, con un emocionante tour de 2 horas de duración.

3. Maravíllate ante la majestuosidad del Reichstag

Ningún lugar representa la unión del viejo y el nuevo Berlín tanto como el Reichstag. Descubre la impresionante historia del parlamento alemán con un tour por el distrito gubernamental antes de subir a su azotea (que dispone de vistas panorámicas). Desde allí tendrás unas increíbles vistas de la ciudad que serán el telón de fondo perfecto para tus fotos de vacaciones.

Boat tour near Museum Island
La historia de Berlín se aprende mejor desde el agua. Haz un tour por el río Spree y descubre la capital desde la cubierta de un barco.

4. Toma un crucero por el corazón de la ciudad

Pocas ciudades hay que se puedan descubrir desde el agua, pero Berlín es una de ellas. Admira varios de los atractivos más importantes de la ciudad, incluyendo la hermosa Catedral de Berlín, con un paseo en barco por el río Spree. Si no dispones de mucho tiempo, es una de las mejores formas para ver un gran número de monumentos.

Woman in a museum
Adquiere un pase de acceso completo a la Isla de los Museos y disfruta de sus famosas obras de arte a tu propio ritmo.

5. Rodéate de cultura en la Isla de los Museos

Con sus cinco galerías, la Isla de los Museos de Berlín es el hogar de una vasta colección de arte y artefactos antiguos. No esperes en la cola y accede a todos los museos con un ticket de un día para todas las exposiciones. Admira el famoso busto de Nefertiti en el Neues Museum, o, si lo tuyo es el arte, visita la Alte Nationalgalerie y su extensa colección de pinturas del siglo XIX.

Visitors photographing a mural
Berlín puede ser extraño a veces, pero tiene un encanto único. Descúbrelo con un tour de arte callejero.

6. Un viaje al verdadero Berlín

¡También hay arte fuera de las galerías! Explora la escena de arte callejero de Berlín con un experto local, para adquirir una perspectiva distinta y ver la huella que han dejado en la ciudad artistas de todo el mundo. Después, descubre la comida típica (como los mercados callejeros y mucho más) con un tour alternativo por los diversos barrios del centro. Al final del día, lo sabrás todo sobre los artistas y activistas que dan a Berlín su reputación como la ciudad más vanguardista y ecléctica de Europa.

Interior of the GDF museum
Evita las colas en el museo de la RDA y aprende sobre la historia berlinesa sin esperas.

7. Viaja al pasado en el Museo de la RDA

El DDR Museum (o Museo de la RDA, para nosotros) es un lugar donde se siente que la historia cobra vida. Descubre uno de los capítulos más fascinantes de la historia de Berlín al visitar esta reconstrucción de un apartamento de la época de la República Democrática Alemana. En este museo interactivo podrás ver, tocar, oler e incluso escuchar cómo era la vida al lado este del Muro.

Currywurst
Kreuzberg es uno de los principales atractivos de la ciudad. ¡Y su comida está a la altura!

8. Descubre Berlín a mordiscos

No hay mejor manera de conocer un lugar que a través de su cocina tradicional. ¡Y Berlín tiene mucho que ofrecer! El panorama gastronómico de la ciudad tiene un regusto internacional que puedes saborear con un tour culinario de Kreuzberg. Come en algunos de los restaurantes más famosos o dedícate a descubrir joyas escondidas mientras aprendes sobre la cultura de uno de los barrios más singulares de Berlín.

Interior of Tempelhof Airport
Tempelhof, el antiguo aeropuerto de la ciudad, esconde muchos secretos, algunos de ellos bien escondidos.

9. Explora el pasado oculto de la ciudad

Si quieres profundizar en los misterios de un icono de Berlín, visita el antiguo aeropuerto de Tempelhof. El tour “Lugares secretos en el aeropuerto” te permite acceder al laberinto de búnkeres y túneles que se extienden bajo Tempelhof. Sigue estos caminos, antes secretos, y explora la peculiar historia de este antiguo aeropuerto reconvertido en parque.

Trabant tour of Berlin
Ponte al volante de uno de los antiguos Trabant y conduce por las calles de la capital alemana en un coche de época.

10. Berlín sobre cuatro ruedas (¡o dos!)

Si quieres vivir una experiencia única de verdad, da una vuelta por Berlín en el coche oficial de la RDA. Apúntate a un “Trabi Safari” y admira las vistas desde detrás del volante de un legendario Trabant. O, si prefieres ir un poco más despacio, siempre puedes explorar la ciudad en bicicleta. El tour en bicicleta “Vibes of Berlin” promete un viaje distinto, lejos de las rutas frecuentadas por los turistas. Recorre la ciudad pedaleando durante tres horas y aprende cómo se ha transformado la ciudad en los últimos tiempos.

Comments

comments