“La vida es sueño” escribió Calderón de la Barca. Así que pase lo que pase, no dejes de soñar. Y es que, aunque en estos momentos no puedas viajar con tu media naranja, todo tiene un lado positivo: ahora tenéis tiempo para planear una escapada romántica de primera clase. No hay nada de malo en la típica cena a la luz de las velas en la terraza de un restaurante, pero Europa ofrece muchas más experiencias increíbles para que pases momentos únicos con tu pareja. Aquí tienes ocho ideas que rebosan encanto, desde los canales de Ámsterdam hasta las fuentes de Roma y algunos rincones secretos que os sorprenderán.

Hacer un pícnic junto al canal Saint-Martin de París

Pareja a orillas de canal Saint-Martin.

Si hay lugar que hace saltar la chispa de l’amour, sin duda es París. Contemplar las luces que se reflejan sobre las aguas del canal Saint-Martin tiene algo casi mágico. Además podéis hacer un pícnic romántico bajo los castaños o navegar río abajo en un crucero de ensueño. Para poner la guinda a un día tan especial, sorprende a tu otra mitad con un gesto para demostrarle tu cariño, como colgar un candado en el Puente de las Artes.

Dar un paseo romántico por Greenwich en Londres

Pareja paseando por el parque de Greenwich.

Pase el tiempo que pase, el encanto de este distrito londinense permanece intacto. Es lo que tiene ser el lugar por donde pasa el meridiano de Greenwich o, lo que es lo mismo, el punto cero de todos los husos horarios del mundo. Si sientes que el tiempo vuela cada vez que estás con esa persona tan especial, qué mejor metáfora que pasear de la mano por el Real Observatorio y pasar cada minuto disfrutando de vuestra visita.

Sentarse junto a la Fontana di Trevi de Roma

Una pareja se besa en frente de la Fontana di Trevi en Roma.

Se supone que lanzar una moneda por encima del hombro a la Fontana di Trevi trae buena suerte. Dice la leyenda que si lanzas dos, te enamorarás en Italia. Pero si ya has encontrado a la persona con la que quieres pasar el resto de tu vida, mejor que os guardéis la segunda moneda para un buen helado italiano.

Hacer un crucero nocturno por los canales de Ámsterdam

Una pareja pasea por los canales de Ámsterdam en un crucero.

¿Quieres sorprender a tu pareja con una noche mágica? Hay pocas cosas más románticas que contemplar las estrellas (sobre todo si estáis en el corazón de Ámsterdam). Apuesta por un crucero nocturno por sus canales, considerados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Siente como revolotean las mariposas en tu estómago mientras brindas con la ciudad iluminada de fondo.

Admirar Barcelona desde el parque Güell

Travel couple talking selfie self-portrait with smartphone in Park Guell, Barcelona, Spain. Couple looking at camera taking photo with smart phone smiling.

Mientras os deleitáis con las formas inconfundibles de la Sagrada Familia, es momento de que sorprendas a tu pareja con tus conocimientos sobre su arquitecto, Gaudí, y la arquitectura modernista. ¿Siguiente parada? Disfrutar de las espectaculares vistas de la ciudad desde lo alto del parque Güell y sellar el día con un beso en este marco multicolor.

Desfilar vuestro amor por la Columna de la Victoria en Berlín

La cosmopolita ciudad de Berlín es conocida por ser la capital alemana de la vida nocturna. De eso no hay duda. Pero también tiene muchos rincones románticos que a menudo se pasan por alto. Podéis pasear en un divertido tándem por el colorido parque de Tiergarten. Concluid vuestra visita con unas vistas espectaculares subiendo a la cima de la columna que los alemanes llaman Siegessäule.

Atravesar los Alpes hasta St. Moritz

Imagen de los vagones del Bernina Express.

Por mucho que quieras a tu pareja, este paisaje te robará el corazón. Subid al Bernina Express para aventuraros a uno de los viajes en tren más impresionantes de Europa. Tras el puerto de Maloja, os perderéis en preciosos valles alpinos. Una vez en St. Moritz, el lago sin duda es el lugar perfecto para pasar una tarde romántica.

Asistir a un concierto de Mozart en Viena

Orquesta que interpreta Mozart en una sala de conciertos de Viena.

Pocas cosas hay tan conmovedoras como la música en directo. Una de las mejores salas de conciertos de Viena os ofrece la oportunidad de viajar al pasado durante uno de sus conciertos de orquesta donde músicos de talla mundial, ataviados con trajes de época, os deleitarán con piezas del gran Mozart.

Recibe correos con consejos e inspiración para tus viajes. Suscríbete a nuestro boletín.

Comments

comments