La maleta estaba cogiendo polvo en el desván, has encontrado el pasaporte debajo del sofá y sientes ese gusanillo por vivir nuevas aventuras. ¿Diagnóstico? Ha llegado el momento de que vayas de viaje. Ya solo un pequeño detalle: ¿a dónde ir? A veces es difícil decidirse por un destino de viaje. Si no se te ocurre nada, siempre puedes buscar inspiración en Netflix. Acurrúcate en el sofá y deja que esta lista de nuestras películas de viajes favoritas te ayude a planear tu próximo gran viaje.

1. Viaje a Darjeeling

Personas en un mercado

Ponte el cinturón para un viaje en tren movidito. Este clásico de Wes Anderson te teletransportará instantáneamente a los alrededores del ajetreado Rajastán, India. Rodada en sorprendente technicolor, la película cuenta la historia de tres hermanos que se han distanciado con el tiempo en su viaje hacia la reconciliación. Desearás ser el cuarto hermano sobre la parte trasera de esa motocicleta en el desierto. Si las escenas de la ciudad azul de Jodhpur no te dan ganas de viajar, nada lo hará.

2. Lost in Translation 

Una pareja contemplando la vista nocturna del puente Rainbow iluminado y la torre de Tokio.

Una conmovedora comedia romántica iluminada por las luces de neón de Tokio. Esta película de Sofía Coppola te transportará a un elegante hotel donde dos viajeros diametralmente opuestos entablan una curiosa amistad. Pero claro, ¿quién no querría entablar una amistad con Bill Murray? Encuentra la inspiración para viajar entre las escenas de tranquilos templos y calles bulliciosas de esta obra maestra.

3. Todo está iluminado

Una pareja paseando en un campo de girasoles con una guitarra.

El argumento no te lleva a pensar en la típica comedia de viaje: Un hombre judío-americano, interpretado por Elijah Wood, emprende un viaje a Ucrania en busca de la mujer que salvó a su abuelo en la Segunda Guerra Mundial, guiado por un abuelo cascarrabias y un traductor más que entusiasta. La película es entretenida a la par que conmovedora. Cuando les veas conducir su destartalado coche por el rural paisaje ucraniano, sentirás las ganas de ponerte al volante sin más dilación.

4. Hacia rutas salvajes 

Excursionista caminando de noche por un paisaje nevado de tundra invernal.

Te avisamos ya: no tiene final feliz. Pero todo trotamundos que se precie debería haber visto esta película. Especialmente si, por ejemplo, tienes pensado acampar por tu cuenta en las tierras salvajes de Alaska. Está basada en la historia de Christopher McCandless, que renunció a sus posesiones y ahorros para hacer precisamente eso. Aunque este tipo de viajes no sea lo tuyo, las impresionantes escenas del espectacular paisaje de Alaska hacen que merezca la pena ver esta adaptación cinematográfica.

5. Withnail y yo 

Dos senderistas manteniendo el distanciamiento físico mientras pasean por el Distrito de los Lagos.

Esta película, llena de bellos paisajes (si se ignoran las lluvias torrenciales y las botas llenas de barro) seguro que resulta familiar a quienes hayan hecho alguna escapada de fin de semana a la campiña británica. Se desarrolla en los fantásticos alrededores del Distrito de los Lagos y es la película más divertida que verás sobre un viaje desafortunado. En ella, dos actores sin rumbo fracasan en sus intenciones de tomarse un descanso durante sus vacaciones en el campo. Quizá el hecho de que te persigan toros no es muy buena idea para unas vacaciones tranquilas, pero sin duda te hará echarte unas risas.

6. Amélie 

Una pareja paseando de la mano durante sus vacaciones en París cerca de la Torre Eiffel.

Con cinco Oscars a su nombre, esta película cuenta una historia de amor que enamoró a los críticos. Aunque el argumento de la película es el típico romance de «chica conoce a chico», también es una carta de amor a la ciudad de París. Amélie visita 80 lugares de la ciudad, haciendo buenas acciones para sus compatriotas parisinos. No hay mejor forma (ni una más singular) de familiarizarte con la cultura francesa.

7. Call Me By Your Name 

Famosa villa Monastero con jardines botánicos llenos de flores junto al lago Como, Varenna, Lombardía, Italia.

Zambúllete en la piscina de una finca italiana con los protagonistas de esta joya cinematográfica. Aunque casi seguro hará que se te salte alguna lagrimilla, el drama también deja lugar a algunas imágenes magníficas del norte de Italia. Es un relato del camino hacia el primer amor contado por Luca Guadignino. Pero también nos hace viajar a través de los soleados años 80 en Lombardía. Te dejará con ganas de vivir tu propio verano italiano (en cuanto seques esas lágrimas).

8. Diarios de motocicleta 

De camino a El Chalten, ruta 23, Patagonia, Santa Cruz, Argentina.

Si te gustan las películas de viajes y trayectos épicos, sin duda tienes que ver esta. Súbete en una moto con el joven Ernesto «Che» Guevara mientras viaja por Sudamérica con su buen amigo Alberto Granado. Esta historia biográfica recorre desde carreteras secundarias en Argentina hasta el Camino Inca, por lo que muestra algunos de los paisajes más impresionantes del mundo. A lo largo de la película, verás cómo se desarrolla la ideología de Guevara según las injusticias que se encuentra por el camino.

Recibe correos con consejos e inspiración para tus viajes. Suscríbete a nuestro boletín.

Comments

comments