No cabe ni la más mínima duda: el año pasado fue duro. Así que, ¿cómo tienes pensado regalarte el descanso y la relajación que te mereces conforme vayan desapareciendo las restricciones? Tenemos algunas ideas para ti: saunas humeantes en la Laponia finlandesa, templos llenos de serenidad en Tailandia o estas otras que te presentamos a continuación.

Disfruta de la naturaleza más espectacular

Madre e hijo en una terma de aguas calientes

Puede que hayas visto fotos de la emblemática Laguna Azul de Islandia en tu Instagram, pero verlo no es vivirlo. Sumérgete en estas llamativas aguas turquesas de la laguna y relájate. Los manantiales geotérmicos que burbujean bajo la laguna mantienen el agua a una temperatura templada durante todo el año y su enriquecedor lodo mineral es uno de los mejores tratamientos para la piel que ofrece la naturaleza. Zambúllete y deja que desaparezcan tus preocupaciones.

Adéntrate en bosques antiguos y aguas termales en Kioto

Una mujer japonesa con kimono contemplando un jardín japonés en el Hojo (lugar donde solían vivir los monjes) del templo Tofuku-ji de Kioto. Este jardín se llama jardín oriental, es el más grande de los que rodean el lugar y está compuesto de cuatro rocas que simbolizan las islas elíseas de los mares.

La capital de Japón, Tokio, es una ciudad bulliciosa y ultramoderna. En cambio, Kioto es tranquila, tradicional y está rodeada de naturaleza. En otras palabras, es el destino perfecto para pasar un tiempo de relax. Después de visitar sus numerosos jardines, palacios y santuarios, pasea por los antiguos bosques de las afueras de la ciudad y báñate en un onsen natural al aire libre (una refrescante fuente mineral de agua caliente). No hay mejor lugar para sentir los poderes curativos de la naturaleza.

Combina el yoga con el surf en Portugal

Mujer joven que hace yoga en la playa junto a una tabla de surf.

Despierta todos tus sentidos a la vez que abres tu mente en la pintoresca Costa da Caparica de Portugal, a las afueras de Lisboa. Sus playas de arena fina y los espectaculares acantilados de la región son el escenario perfecto para hacer un retiro con un toque especial. Siente cómo te sube la adrenalina durante una clase de surf y, después, relájate haciendo yoga en la playa.

Viaja al lugar donde la tradición se une al lujo

Hombre bañándose en el hielo.

Cuando se trata de bienestar, los finlandeses saben de qué va el tema. Disfrutar de las saunas naturales de leña forma parte de la vida cotidiana de este país nórdico. Si quieres vivir una experiencia de lujo, dirígete a Laponia, donde podrás entrar en una sauna tradicional y luego darte un chapuzón en un lago privado cercano. Después de esta experiencia renovadora, sal de excursión por el bosque, prueba a pescar u observa las estrellas por la noche.

Visita el epicentro del mundo del bienestar

Mujer sobre la cima del monte Batur durante el amanecer.

La exuberante ciudad balinesa de Ubud es un paraíso para quienes buscan bienestar. En ella abundan las clases de yoga, sus extravagantes cafés sirven comida orgánica y hay prósperos comercios de artesanías tradicionales. Una vez que hayas visitado la ciudad, haz una pequeña excursión al impresionante monte Batur que hay a sus afueras. Ver el amanecer desde la cima es una experiencia espiritual que no debes perderte.

Cata vinos argentinos

Una abuela y su nieta catan vino 
 junto a los viñedos.

¿Quién dice que el vino y el bienestar no van de la mano? En Mendoza, la fructífera región vinícola de Argentina, ambas cosas combinan a la perfección. Pasea por sus onduladas colinas y reconecta con la naturaleza mientras disfrutas de un Malbec y otros vinos de la tierra que se producen en bodegas de categoría mundial. ¿Te sientes con ganas de un poco de acción? También puedes participar en una divertida excursión vinícola en bicicleta.

Navega entre los templos de Bangkok

Un hombre haciendo fotos de los templos durante un crucero.

Bangkok cuenta con algunos de los templos más espectaculares del mundo. ¿Quieres verlos relajadamente? Sube a un crucero por el río Chao Phraya y navega entre maravillas como el Templo del Buda de Esmeralda, el Templo del Buda Reclinado y el Templo del Amanecer.

Medita en una galería muy especial

Una mujer observa una obra de arte amarilla.

La meditación es relajante y el arte, reconfortante. Siente ambas cosas al mismo tiempo en uno de los espacios más modernos de Berlín: la galería Feuerle. Esta galería, que alberga una colección privada de arte contemporáneo, también ofrece experiencias de bienestar poco convencionales para los habitantes de la ciudad y los visitantes que lo deseen. Al principio de esta experiencia, deberás dejar tu móvil en una consigna para gozar de unas horas de desintoxicación digital. A continuación, tendrás la oportunidad de meditar entre obras de maestros modernos como Anish Kapoor. ¿Qué mejor manera de recuperar tu equilibrio interior?

Recibe correos con consejos e inspiración para tus viajes. Suscríbete a nuestro boletín.

Comments

comments