Cualquier país del mundo tiene museos en los que pasar una mañana entera deambulando entre cuadros. Pero ¿y si buscas algo diferente? ¿Cuáles son los museos más extraños del mundo? A continuación te presentamos los museos más extraordinarios del planeta. En ellos aprenderás cosas que nunca hubieras imaginado (o, tal vez, incluso cosas que hubieras preferido no saber).

Amén al ramen

Una pareja cena deliciosos ramen.

El Cup Noodles Museum rebosa sabor. Tiene desde una fábrica en la que podrás hacer ramen de pollo y diseñar tu propio envase hasta un túnel lleno de fideos instantáneos y una exposición que celebra a Momofuko Ando (el creador de esta experiencia culinaria). Está situado en Ikeda, una ciudad japonesa de Osaka y en él vas a ver fideos hasta en la sopa.

El museo que viene con un pan bajo el brazo

Imagen de un hombre que sujeta una currywurst y un refresco vestido con ropajes de la época victoriana.

¿Sigues teniendo hambre? En Baden-Württemberg, la pequeña ciudad de Ulm alberga el Museum Brot und Kunst (museo del pan y del arte). A medio camino entre Stuttgart y Múnich, aquí podrás degustar una rebanada de los 6000 años de historia del pan y acompañarla con unos cuantos Picassos. Sus más de 18 000 objetos expuestos abarcan desde la Edad de Piedra hasta la actualidad ¡No dejarás ni las migas de esta fundación benéfica! Sin embargo, no puedes zamparte ninguno de los objetos expuestos (y no venden comida), así que no te olvides de traerte el bocadillo.

Una visita picante en Luisiana

Una pareja prueba diferentes salsas en el museo.


A un par de horas en coche hacia el oeste de Nueva Orleans, encontrarás un pueblo poco conocido llamado Avery Island. En él podrás visitar un museo y una fábrica dedicadas al Tabasco. Esta famosa salsa picante se elabora aquí desde hace casi 150 años. Si tus vacaciones te importan algo más que un pimiento, visita este museo que está repleto de información sobre la empresa familiar. Además, también puedes visitar el invernadero y el restaurante 1868 para degustar diferentes versiones y combinaciones con Tabasco. 

Está para mojar pan

Una chica que se ríe mientras come currywurst con patatas fritas.

Sí, la famosa Currywurst tiene un lugar dedicado exclusivamente a ella. Si esta exposición sobre la salchicha favorita de Alemania no estuviera incluida en la lista de los museos más extraños del mundo, nada lo estaría. Checkpoint Charlie marca la separación entre el este y el oeste de Berlín, pero a la vuelta de la esquina encontrarás un lugar que reunifica a los alemanes: el Currywurst Museum. Adivina olores, túmbate a descansar en un sofá con forma de salchicha o, simplemente, disfruta aprendiendo sobre la historia de este emblema nacional.

Entre retretes

WC en medio de una montaña nevada.

Si toda esa comida sigue su curso natural, no estaría de más hacer un viaje al maravilloso mundo de los inodoros. Para ello te recomendamos que visites Sulabh International Museum of Toilets. Aquí encontrarás receptáculos romanos chapados en oro, orinales medievales y otros accesorios más contemporáneos. Este museo de Nueva Delhi, que recoge la historia de la higiene y la sanidad desde el año 2500 a. C. hasta la actualidad, fue fundado en 1992 por el Dr. Bindeshwar Pathak. Este reformista social, lo creó a través de su fundación para educar a los demás sobre la importancia del acceso a aseos limpios. Así que, al visitarlo, estás ayudando a otros al mismo tiempo.

Un museo que te cagas

Un perro acostado sobre un cojín con forma del emoji de caca.

Sin rodeos: National Poo Museum o museo nacional de la caca. Sí, eso existe. Aquí te dejamos el pastel. Aunque las “piezas” que se exponen en él no son nuevas, este lugar probablemente debería encabezar nuestra lista de los museos más extraños. Se encuentra en la Isla de Wight, a la que se puede llegar desde Londres con bastante rapidez para encontrarse con este marrón tan peculiar. El museo pretende acabar con el tabú de la caca y educar a la gente sobre esta materia orgánica.

Lo que hay bajo la superficie

Un grupo explora el subsuelo de París.

Siguiendo con este tema, para evitar que tus vacaciones se pierdan por el sumidero, visita el museo del alcantarillado de París. En él, bajo el romántico paisaje de la Torre Eiffel, podrás explorar las verdaderas cloacas de la ciudad: un laberinto de túneles que se extienden 500 metros bajo la superficie. ¿Qué te parece el contraste? Aprende sobre el sistema de alcantarillado del siglo XIV y las estructuras más modernas. ¡Tiene incluso tienda de regalos!

Un tesoro bajo el mar

Un submarinista visita el  MUSA en Cancún.

Si quieres vivir una experiencia subterránea sin olores, viaja a Cancún. En el Museo Subacuático de Arte (MUSA) podrá ver más de 500 esculturas a tamaño natural expuestas en el fondo del mar. Haz una excursión en un barco con fondo de cristal o practica esnórquel o submarinismo para contemplar de cerca estas creaciones.

Criticar por criticar

Cuadros apilados en el Museum of Bad Art de Boston.

Por último, si te gusta dar tu opinión, el Museum of Bad Art de Boston es el lugar perfecto para que no tengas que morderte la lengua. En él se exponen, en todo su esplendor, pinturas lamentables, esculturas mediocres y otros objetos poco acertados. Está a solo 5 minutos en metro de Harvard, en Massachusetts.

Recibe correos con consejos e inspiración para tus viajes. Suscríbete a nuestro boletín.

Comments

comments